De ti depende


No hace falta pegar gritos
ni saltos ni hostias
para cerrar bocas,
sencillamente
no hace falta nada,
mira,
si no haces nada,
se van cerrando solas.

De ti depende.

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *