En mi habitación


Ahora me veo aquí,
solo en esta habitación,
tras la puerta se libran pequeñas batallas,
así que la tengo cerrada.

Como un ratón abandonado
en pleno invierno
me desato nudos de garganta
aquí sentado, escribiendo.
Más libre que el significado
de la libertad,
tan solo
como un sinónimo abandonado
de la soledad.

Uno a veces
tiene bastante claro
cuándo no se puede pedir más.

¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *